La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos envió el día de hoy un aviso a la armadora de autos FIAT por supuestas violaciones a la Ley de Aire de ese país al instalar un software que busca manipular las emisiones de sus motores para que puedan superar las pruebas ambientales a las que son sometidos.

La denuncia incluye 104 mil autos de los modelos Jeep Grand Cherokee y Ram Pick up de los años 2014, 2015 y 2016 que fueron vendidos en los Estados Unidos. El software utilizado sirve para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno que los motores emiten durante las pruebas oficiales, con lo que aparentan contaminar menos.

Fiat Chrysler respondió al poco tiempo y nego las acusaciones realizadas por la EPA, y afirmaron que trabajarán de cerca con la administración entrante de Donald Trump para resolver el caso.

Dejar una respuesta