No llore por un hombre que no la valora, por ahí habrá alguien que si le de su justo valor.

Cuando leo las quejas de las mujeres en contra de otras mujeres “roba maridos” como las llaman, siento pena. Señoras entiendan “son sus parejas” los malandrines, hipócritas y malos, no las exonero, ni las justifico, pero si su compañero de vida fuera honesto e íntegro no anduviera detrás de cuanta falda tenga a su alcance.

No pelee por el, déjelo, estoy cien por ciento segura que por ahí habrá un hombre bueno que la ame como se merece. Que la mime y consienta, pero sobre todo que la respete.

No se denigre publicando las infidelidades, créame, es mejor estar sola, trabajar y disfrutar, sin esa carga que solo le amarga la vida.

Se que duele, decida y mándelo de vuelta a casa con mami. Destine un día para llorar y a darle vuelta a esa página. La vida es tan corta y tan hermosa que no hay que desperdiciarla. (Opinión de la Dirección general de La República Peninsular, la gráfica es solamente con fines ilustrativos)

Dejar una respuesta