El Journal of High Energy Physics publicó esta semana el estudio final del profesor Stephen Hawking sobre el origen del universo, en la que trabajó en colaboración con el profesor Thomas Hertog de la universidad KU Leuven de Bélgica.

La teoría fue enviada para su publicación antes de la muerte de Hawking a principios de este año, se basa en la teoría de cuerdas y predice que el universo es finito y más simple que lo postulado por muchas teorías actuales sobre el Big Bang.

Este nuevo estudio fue anunciado por primera vez en julio de 2017 durante una conferencia en la Universidad de Cambridge por el profesor Hertog, cuyo trabajo ha sido apoyado por el Consejo Europeo de Investigación.

Las teorías modernas del Big Bang predicen que nuestro universo local comenzó a existir con un instante de inflación, en otras palabras, una pequeña fracción de segundo después del Big Bang en la que el universo se expandió a un ritmo exponencial colosal. Sin embargo, los científicos piensan que una vez que comienza la inflación, hay regiones donde nunca se detiene. Se cree que los efectos cuánticos pueden mantener la inflación para siempre en algunas zonas del universo, por lo que, globalmente, sería eterna.

Según la nueva teoría de Hawking y Hertog, este enfoque de la inflación eterna es errónea según la teoría del Big Bang. “El problema con la explicación habitual de la inflación eterna es que asume un universo de fondo existente que evoluciona de acuerdo con la teoría de la relatividad general de Einstein y trata los efectos cuánticos como pequeñas fluctuaciones en torno a esto”, señala Hertog. Por lo que ellos predicen que nuestro universo, en las escalas más grandes, es razonablemente simple y globalmente finito.

Dejar una respuesta