Gráfica ilustrativa, corresponde al malecón de la ciudad de Campeche.

Comentario Político

Lourdes Alonzo

Las nuevas generaciones no conocen ni saben cómo fue el México de hace poco más de 40 años. Gobernaba el PRI, fuerte, único, sin rivales, con políticos de avanzada edad que controlaban todo, y cuando digo todo, es todo.

Iniciaba mis pininos como reportera de Novedades de Campeche. Las órdenes de trabajo eran entrevistar a los funcionarios federales sobre cifras de inversión y producción. A los estatales sobre su presupuesto a ejercer y lo que ellos quisieran añadir. A los municipales sobre sus proyectos y avances.

No habían críticas de ninguna índole y si te atrevías a escribir sobre hechos reales, venían las represalias vestidas de advertencia y no podías dar seguimiento.

En elecciones traían a los campesinos en autobuses destartalados a votar, todos por el único partido. No había violencia, inconformidades ni descontentos, con su torta y su refresco eran más que felices, venían a pasear, decían.

Si venía el Presidente a Campeche, era fiesta, fiesta del pueblo, todos pobres y jodidos, pero resignados. Entonces además de la torta les daban un billete de diez pesos, grande, y se veía fuerte nuestra moneda.

No habían conferencias de prensa, se reportaba el recorrido, como vestía, sus palabras y sobre todo los anuncios para Campeche.

Que si había comilonas, no importaba y mucho menos corrupción. Los periodistas combativos escribían panfletos, hojas sueltas, dando a conocer la corrupción y la pobreza y marginación del pueblo, sobre todo el campesinado.

No había autonomía, ni en estados ni en municipios, era el Presidente quien decidía TODO. Y nadie se podía rebelar sin el riesgo de ser perseguido y hasta desaparecido.

Nada se movía si no se autorizaba en el centro del país. Las inconformidades empezaron a traspasar fronteras y entonces el PRI inventó la oposición aliada, estos ganaban posiciones importantes, pero tampoco podían moverse sin permiso.

Más periodistas en todo el país empezaron a publicar que el poder y el dinero se concentraba en las familias del PRI, mientras el pueblo moría lentamente de tristeza.

Entonces tuvieron que hacer cambios, elecciones casi reales, con oposición casi real, se dieron cuenta que ya no votaban por ellos. Empezaron a trabajar en serio, invertir en educación, salud, infraestructura, créditos a los campesinos, así nacieron instituciones ya existía el IMSS, pero fue reforzado y extendido lo que fue un gran alivio en los estados y municipio.

México, empezó a crecer, a avanzar. Aquí fue cuando entendieron que tenían que dar libertad y autonomía a Estados y municipios. Y por supuesto escuchar sus necesidades presupuestarias para solventarlas.

En el PRI entendieron que tenían que trabajar muy duro para recuperar el voto, lo lograron, cada año se avanzaba y bien. Los empresarios y emprendedores tenían apoyos a fondo perdido, así como los hombres de campo. (Como hasta ahora) nacieron instituciones buenas.

Y poco a poco México creció, seguían reprimiendo la libertad de expresión y repudiaban los movimientos de protesta. Pero los mexicanos ya no se callaban, más voces crecieron, cruzaron fronteras sin redes sociales ni correo electrónico.

Tuvieron que soltar el poder 12 años, para luego regresar a gobernar.
Hoy lo sueltan de nuevo, se los quita el pueblo con la esperanza de más oportunidades para vivir mejor.

Votan por un cambio. Pero yo, lo único que veo es el retorno del viejo PRI. Le pido a Dios equivocarme. Que no regrese el centralismo y la represión contra periodistas. Todo al tiempo.

Dejar una respuesta