Familiares de un octogenario que habita en este predio salvó la vida de morir calcinado cuando un corto circuito incendió su casa.

Con la ayuda de sus familiares un octogenario salvó la vida, ya que al parecer un corto circuito ocasionó que su humilde vivienda fuera arrasada por el fuego. La casa se encuentra ubicada en la calle Aralia de la colonia Jardines cerca de la radiodifusora de la Universidad Autónoma de Campeche.

Al darse cuenta que de la vivienda comenzaba a salir humo, los familiares de este hombre de 80 años acudió de inmediato para ponerlo a salvo, por lo que enseguida y mientras llegaban los bomberos con cubetas y mangueras comenzaron a echarle agua para apagar el fuego.

 

Las llamas consumieron la casa en su totalidad y cuando los bomberos llegaron ya el fuego ya había avanzado, por lo que ya poco se pudo hacer, sin embargo la vida de esta persona se puso a salvo para evitar que su integridad corriera peligro. (Con información y fotos de Josué Tucuch Huicab)

 

Dejar una respuesta