Somatización no es otra cosa que sentir síntomas de una enfermedad estando completamente sano. (La gráfica es de saludymedicinas.com.mx)

Por Lourdes Alonzo Parrao / Directora general del periódico La República Peninsular

¿Un poco rara la palabra no creen? Pero actualmente con la pandemia del Covid-19 se ha puesto de moda sin usted darse cuenta.

Somatización no es otra cosa que sentir síntomas de una enfermedad estando completamente sano.

Actualmente, estamos saturados de información del nuevo coronavirus, en la radio, televisión, redes sociales grupos de WhatsApp familiares o de amigos, no se habla de otra cosa que de este virus y sus síntomas.

De ahí que un simple dolor de cabeza, tos común, o hasta una diarrea usted crea que ya está contagiada del Covid-19, e incluso, sin tener ningún síntoma real, sienta que ya los tiene, la conexión entre el cuerpo y la mente es muy grande, la mente te puede hacer creer que sí estás enfermo aunque tu cuerpo esté libre del virus y de gripes.

Entonces hablas al médico, al número de emergencias 911, mandas mensaje de texto al 59810 y envías la palabra Covidcamp para reportar que ya estás infectado, probablemente te vayas al hospital donde si hay enfermos reales, pidas que te hagan todo tipo de pruebas y si no tienes los cuidados podría ser que te contagies.

Luego entonces es muy importante desconectar los pensamientos negativos.

Pero sin bajar la guardia, sin dejar de seguir las recomendaciones, quedándote en casa y lavando tus manos con frecuencia y si sabes que haces todo esto no te creas contagiado, solo si tienes fiebre muy alta acompañada de tos frecuente entonces sí busca ayuda profesional.

Busca actividades en tu hogar, mantén tu mente ocupada, lee, arregla ese closet olvidado, limpia esos cajones que tienen cosas que nunca vas a usar, lava tu estufa o tu nevera, recuerda que trapear y lavar tus baños con un poco de cloro ayuda mucho en estos tiempos de contingencia.

Dejemos el miedo a un lado y no ocupemos el espacio que alguna persona enferma de verdad pueda necesitar, no nos imaginemos síntomas sin tenerlos.

Dejar una respuesta