Victoria Damas de Aysa, Presidenta del DIF Estatal Campeche, envió un video mensaje a los campechanos con motivo de su V Informe.

“Nuestra historia es también la historia de la sociedad que nos vio nacer, con ella hemos estado siempre en todos momentos y también en los días más difíciles”, expresó Victoria Damas de Aysa, Presidenta del DIF Estatal Campeche al enviar un video mensaje a los campechanos con motivo de su V Informe al frente de ese organismo asistencial.

Aseguró que el DIF es una institución reconocida por los frutos de su gestión asistencial que está presente en toda la geografía estatal, aún en los lugares más apartados. “Nuestra misión es servir y ayudar a los demás sin reservas y sin distinción alguna”.

Damas de Aysa compartió un recuento de los resultados de su gestión que son el resultado de un trabajo en equipo y dijo que en el DIF están orgullosos de los resultados alcanzados hasta ahora pero conscientes de lo mucho que aún falta por hacer y precisó que, de la mano de su esposo el gobernador Carlos Miguel Aysa González, con su liderazgo y respaldo, se redoblarán los esfuerzos asistenciales en los próximos meses para cerrar filas en torno a la ciudadanía y de su gobierno, para demostrar que “somos un pueblo noble, unido y capaz de superar los más desafiantes acontecimientos”..

Las nuevas generaciones representan lo nuevo y lo bueno, lo que nace a la vida con alegría, ilusión y pureza, infancia y adolescencia don tiempo presente, sin ella no hay futuro, enfatizó.

Los ciudadanos pudieron ver el trabajo asistencial, resumido en videos, a través del Sistema de Televisión y Radio de Campeche (TRC), Radio Voces Campeche y por las distintas redes sociales, en donde, la Presidenta del Patronato aseguró, que la labor asistencial es muy intensa; pero también se convierte en una experiencia de vida muy enriquecedora. En cada imagen constató que el bien no se produce espontáneamente, requiere de voluntad y vocación para ayudar a quienes se encuentran afligidos por las dificultades que enfrentan.

Visiblemente emocionada por el desarrollo de su labor asistencial, que no se detuvo ante la pandemia sanitaria, Victoria Damas de Aysa, resumió que en cada acto que realizó el organismo, se protegieron los derechos de las niñas, niños y adolescentes; se dieron historias de amor producidas por las familias de acogimiento donde los niños encontraron el calor familiar, mientras que los Centros de Desarrollo Comunitario (CDC) se convirtieron en puntos de encuentro familiar y fueron dignificados con sus remodelaciones.

Indicó que una de las prioridades del DIF es la alimentación, considerada como un derecho y un factor necesario para el bienestar integral de las personas. En este rubro se continúa emprendiendo acciones para reducir las carencias nutricionales de la población en situación de vulnerabilidad.

Con el apoyo de los tres órdenes de gobierno, se construyeron 11 espacios de alimentación con inversión superior a los 9 millones 300 mil pesos y se amplió la cobertura alimentaria, al incorporar 31 comedores comunitarios, anteriormente atendidos por la SEDESOL.

Tanto los adultos mayores, como las personas con discapacidad, han recibido apoyo que ha permitido incluso representar a Campeche en actos culturales fuera del estado.

Destacó que el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE) cambió su sede después de 46 años, convirtiéndose en el Centro de Rehabilitación Integral de Campeche (CERI) con mejor tecnología; por su parte, el Centro Regional de Rehabilitación Integral (CRRI) de Ciudad del Carmen, cumplió 30 años.

Significativamente agradeció a todas las instituciones privadas, de gobierno y a la sociedad civil que se unió para apoyar a los más vulnerables ante situaciones que le ha tocado vivir a Campeche como fueron la tormenta tropical “Cristóbal” y la propia pandemia del COVID-19; “gracias por ayudarnos a demostrar que el amor al prójimo no resta ni divide nunca; porque une, suma y multiplica todo el tiempo”, expresó.

Teniendo como sede la Mansión Carvajal, Damas de Aysa concluyó su mensaje con un testimonio de afecto y solidaridad para las familias de aquellos trabajadores que dejaron de existir en el plano terrenal, caídos por la pandemia, pero también con un mensaje de aliento y esperanza por el bienestar de todas las familias campechanas.

“Avancemos juntos con pasos firmes. Estamos de pie y nuestra marcha no se detiene porque tenemos claro que el progreso es nuestro destino. Deseo con el corazón todo el bien posible para el estado; hagamos de nuestro Campeche un mejor hogar para nuestros hijos”, finalizó.

Dejar una respuesta