El Samsung Galaxy S8 saldrá a la venta en todo el mundo el próximo 21 de abril, será el Smartphone más caro producido por la compañía surcoreana y en cuya inversión puso todas las herramientas para triunfar, pues sabe que otro fracaso podría significar daños irreparables como el ocurrido con el "explosivo" Galaxy Note 7.

*Saldrá a la venta en todo el mundo el próximo 21 de abril y tendrá un costo de 724 dólares aproximadamente.

Por Fernando Castellot Alonzo

Finalmente Samsung presentó la versión más reciente de su línea estrella de Smartphones, el Galaxy S8, mismo que se pondrá a la venta en todo el mundo el próximo 21 de abril y viene posicionado para competir en el escalón más alto del segmento frente a competidores de Apple, LG y Sony, entre otros.

Samsung, la compañía surcoreana tiene altas esperanzas puestas en este dispositivo móvil, especialmente después del fracaso y daño a la imagen corporativa que dejó el “explosivo Galaxy Note 7” el año pasado.

CARACTERÍSTICAS

Las especificaciones del teléfono no sorprenden a nadie, pues desde hace unos meses las filtraciones de la compañía han sido imparables, revelando detalles del equipo que eventualmente resultaron ciertos, como la pantalla envolvente “Infinity Display” y el asistente personal “Bixby”, que competirá contra Siri de Apple y el Google Assistant en Android.

También esperado era el aumento de precio, que con el modelo base del S8 alcanzando los $724 dólares (de 13 mil 618 a 14 mil 200 pesos aproximadamente), convierten al nuevo Galaxy en el teléfono más caro producido por la firma coreana.

Este precio se puede justificar al observar los perfectos acabados del teléfono, que combinan aluminio y cristal para dar una apariencia refinada y costosa.

Algunos expertos norteamericanos han criticado la utilización de cristal en la parte trasera del teléfono, ya que es un material propenso a sufrir daños graves por caídas o golpes, sin embargo el hecho que el S8 incluya carga de batería inalámbrica hacía necesario esto, ya que el alumnio utilizado en otros teléfonos podría interferir con la señal de carga.

En el frente, la línea del dispositivo es dominada en su totalidad por la impresionante pantalla “Infinity Display”, la cual ofrece uno de los mayores porcentajes de pantalla-bordes en el mercado, lo que significa que más del 80% de la superficie del teléfono es ocupada por la pantalla, un número muy superior al de competidores como el iPhone de Apple o el Pixel de Google, los cuales apenas superan el 60% de pantalla-borde.

La pantalla cuenta con bordes curvos en las laterales, algo que también se esperaba desde que Samsung anunció que fusionaría el Galaxy regular y el Edge con bordes curvos, con lo cual la familia Galaxy se reduce a dos modelos, el S8 regular y el S8 plus, los cuales contarán con pantallas de 5.8” y 6.2” respectivamente. Además de contar con definición Quad HD, los S8 contarán con la habilidad para reproducir contenido HDR de aplicaciones como Netflix o Hulu.

Al echar un vistazo a las internas del S8, queda claro que Samsung no escatimó esfuerzos en colocarlo en la categoría de dispositivo franquicia, la compañía surcoreana se aseguró el contrato para utilizar el más reciente chip Snapdragon de la compañía Qualcomm para mover las entrañas del S8, el Snapdragon 835 debutará mundialmente en este dispositivo y se espera que pueda brindar un desempeño a la par de el del chip A10 que mueve al iPhone 7 y 7 Plus.

Es claro que Samsung ha realizado una inversión importante para darle al Galaxy S8 las herramientas para triunfar, la compañía sabe que otro fracaso podría significar daños irreparables en su participación en el lucrativo mercado de los smartphones, sobre todo a unos meses de que Apple presente el iPhone 8, el cual se espera cuente con avances en desempeño y tecnología que lo pondrán de nuevo en la punta de lanza de la industria. (Fuente: techradar.com)

 

 

 

 

Dejar una respuesta