Para ser candidatos independientes el Instituto Nacional Electoral (INE) solicita al menos 850 mil firmas. El reto no será fácil, pero si quieren participar es obvio que la inversión de tiempo será intensa y de capital económico igual.

CANDILEJAS

CANDELARIO PEREZ MADERO

Para ser candidatos independientes el Instituto Nacional Electoral (INE) solicita al menos 850 mil firmas. El reto no será fácil, pero si quieren participar es obvio que la inversión de tiempo será intensa y de capital económico igual. Este es el momento donde la ciudadanía, la más lastimada debe poner sus condiciones para otorgar su rúbrica a quien pretende encaramarse en la cima del poder, si gana, sabrá que no fue un gasto, sino una inversión que recuperará con creces.

Esta situación pone en guardia a las fuerzas políticas nacionales, saben que son votos que no tendrán y tienen que redoblar la tarea partidista.  Ni uno de los partidos tiene garantizado el triunfo, pero sí la certeza de realizar un trabajo arduo para ganar adeptos, confianza que se traduzca en votos a favor del proyecto político que abanderen.

Aunque para algunos analistas las simpatías favorecen a Margarita Zavala, aspirante independiente, opinión respetable y que enciende el radar de otros personajes políticos para ir midiendo el agua a los tamales. Quieran o no, el PRI debe realizar un trabajo político intenso, ir donde están las personas que creen, pastorearlos para ir convenciendo a otros que se sumen y vean como opción política y de desarrollo al tricolor.

En Campeche, el PRI se moviliza, sabe que la competencia no es fácil y aunque si afuera hay que aplicarse como si uno estuviera en condiciones desfavorables, con la actitud de ganar, de soñar de nuevo, de volar en grande y de nuevo ocupar las posiciones para seguir encabezando las justas demandas de personas con deseos de crecer en grande.

Dejar una respuesta