La sal está relacionado con múltiples enfermedades y consecuencias por su alto consumo, no aporta calorías a los productos e intensifica su sabor considerablemente.

Por Gabriela Gracia Cervantes / Nutrióloga Clínica

En la actualidad el consumidor investiga más acerca de los alimentos, analiza etiquetas y valora opciones antes del consumo. Sin embargo, a veces olvidamos algo, que es de suma importancia a la hora de calificar un producto EL SODIO que contiene.

Este mineral está relacionado con múltiples enfermedades y consecuencias por su alto consumo, no aporta calorías a los productos e intensifica su sabor considerablemente.

La hipertensión, patologías renales, arritmias cardíacas, sobrepeso y obesidad, son solo algunas de las patologías relacionadas con el consumo elevado de este mineral.

Según la Federación Mexicana de Diabetes la ingestión diaria recomendada (IDR) de sodio para la población adulta mexicana, de entre 15 o más años de edad, es de 1,600 mg por día.

Aunque La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala como recomendación no superar un consumo de 2,500mg/al día o bien no consumir al día más de 6 gramos de sal.

Ahora debemos estar más al tanto de este mineral, no consumir excesos y cuidar alimentos light, ya que en estos el aporte de sodio es alto frecuentemente.

AGENDE UNA CITA:

CONTACTO: Gabriela Gracia Cervantes.  Teléfonos: 981 132 90 19, 981 118 42 39, Facebook: Nutrióloga Gabriela Gracia. Dirección: Calle Allende No. 106 por avenida Colosio.  Colonia: San José, Campeche, Campeche.

Dejar una respuesta