* Un trailer lleno de cajas de cerveza se condujo de manera autónoma a través de la principal autopista de Colorado, se trata de la primera entrega comercial en la historia en la que se utiliza un transporte que no requiere de un humano detrás del volante.

Las compañías Uber Technologies Inc., y Anheuser-Busch InBev NV hicieron equipo para lograr la hazaña. El enorme trailer transitó casi 200 kms mientras el conductor descansaba placenteramente en el compartimento trasero, Uber espera que pruebas como esta sirvan para mostrar la viabilidad de utilizar a Otto, “nombre” del camión autónomo, para realizar enviós a través de las carreteras de Estados Unidos de manera exitosa.

“Queríamos demostrar que las bases de la tecnología ya están aquí, tenemos la capacidad de realizar una entrega así en una autopista congestionada”, afirmó Lior Ron, presidente y co-fundador de la unidad “Otto” de Uber Technologies.

AB InBev por su parte, asegura que podría ahorrarse casi 50 millones de dólares al año si logra desplegar camiones autónomos para su red de distribución de bebidas en los Estados Unidos, incluso si cada vehículo autónomo necesitara ir acompañado de un conductor para complementar la tecnología. Los principales ahorros se reflejarían en el costo del combustible y una capacidad de entrega constante al reducir el impacto del cansancio humano en las entregas.

No todo ha sido positivo para la idea futurista de Uber y AB, encuestas demuestran que la población general aún no confía en la tecnología de vehículos independientes, los cuáles han sufrido accidentes que han trascendido mucho tanto en la prensa como en redes sociales y han exacerbado el temor de la población de la inseguridad de que máquinas de varias toneladas de peso circulen a altas velocidades sin ningún tipo de control humano. Además, es importante señalar la desconfianza que impera en los gremios de camioneros acerca de que significaría para ellos el ser “reemplazados” por una computadora.

Uber se enfoca en afirmar que esta tecnología no sólo va a ahorrar dinero, sino que salvará vidas al reducir accidentes provocados por cansancio o errores humanos. La empresa ahora busca asociarse con fabricantes de autos, como la sueca Volvo, para construir vehículos autónomos utilizando su tecnología “Otto”.

Por el momento el software no puede ser utilizado en la ciudad, únicamente en la autopista, por lo que al menos en el futuro cercano los camioneros no tendrán que preocuparse de que sus propios vehículos les quiten el trabajo.

Dejar una respuesta