El presidente Andrés Manuel López Obrador estará de visita en Campeche este sábado 1 de febrero.

Este sábado viene a Campeche, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador; y sinceramente los líderes de opinión de este Estado y de todo el país, no esperan anuncios importantes que atraigan inversión extranjera y por tanto, evitar que el decrecimiento de la economía nacional continúe.

Para nadie es un secreto que el año pasado tuvimos una caída real de cero punto uno por ciento terminando con un crecimiento lento anual, pero seguro en los últimos diez años.

Si no hay crecimiento, no hay esperanza que los más de cincuenta millones de pobres salgan de esa condición. No es con ayudas, becas y apoyos como un país avanza, si la economía decrece, el país se estanca por la falta de creación de nuevos empleos.

Como ven, si en esta visita nuestro mandatario nacional nos trae anuncios de más regalos de dinero a campesinos, jóvenes sin empleo, mujeres productivas, ancianos y niños, pues nos pondremos a temblar, significa que vamos en retroceso hasta llegar a un punto donde será visible la brecha. Pues nuestro principal socio comercial, Estados Unidos de Trump creció en el 2019 y sigue creciendo en este 2020.

Y digo visible, porque tendrán para mal comer, pero no oportunidad de acceder a un empleo digno que les permita mejorar su calidad de vida.

Así que crucemos los dedos y esperemos que esta vez el Presidente de México, Andrés Manuel Lopez Obrador; nos traiga buenas nuevas, anuncios importantes que fomenten la certidumbre que nuestro país y nuestro Estado es un lugar seguro para la inversión extranjera, para la instalación de empresas que aseguren nuevos y bien pagados empleos.

Que realmente el gobierno federal le invierta a la infraestructura portuaria, energética, turística, pesquera, agrícola. Con reparto de centavos o anuncios de más centavos al reparto solo estaremos destinados este 2020 a más caídas de nuestra economía, ya no necesitamos un Paracetamol, para detener el dolor, ahora requerimos una cura permanente.

López Obrador va por el segundo año de su gobierno y no hay cabida para culpar a errores de administraciones pasadas.

Es tiempo de dejar la demagogia, el discurso engaña bobos y tomar en serio la riendas de nuestro país. Aunque usted no me crea, yo creo, valga la redundancia, en el Presidente Obrador, creo que en este año nos demostrará que es mejor Presidente que quienes tenían un crecimiento económico anual de dos a tres por ciento.

Créanme, si las cosas no se componen, la situación se pondrá muy fea.

Hasta aquí nuestro tiempo de Análisis, demos la bienvenida al Jefe la Nación y que tengan un buen fin de semana. (Columna Tiempo de Análisis de la periodista Lourdes Alonzo Parrao transmitida este viernes 31 de enero en la Radio Máxima 98.9 Cd. del Carmen en el noticiero matutino del periodista Pepe Fuentes)

Dejar una respuesta