Trabajadores de PEMEX extraen petróleo en la Sonda de Campeche.

Por Lourdes Alonzo Parrao / Directora General del periódico La República Peninsular

La secretaria de Energía Rocío Nahle García, dio ayer la nota del día al levantarse de la mesa virtual de negociaciones con integrantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) donde se acordaba bajar la producción de barriles de petróleo y de esta manera subir su precio ante su castastrófica caída, por el crecimiento de renovables en la matriz eléctrica y aunque suene increíble por su baja demanda ante la paralización de la actividad humana en el mundo a causa de la pandemia.

En México se cree, por capricho o ignorancia gubernamental que es mejor producir más, aunque líderes petroleros como Arabia Saudita digan que es mejor reducir drásticamente la producción y así escaseará y por tanto el precio del barril se elevará.

Es como si aquí, en nuestro país, la levantada de la silla de la Secretaria de Energía fuera colocarse la soga al cuello y les digo porqué. Hay que recordar que en el presupuesto federal de este año se contempla que cada peso que planea gastar el gobierno de López Obrador vendrían del ingreso petrolero que se contempló en 49 dólares el barril, y llegó a caer hasta en diez dólares, aunque hoy está a 16 dólares.

Pero para que el Gobierno de México pueda gastar ese dinero contemplado del ingreso petrolero se requieren dos cosas, una que el petróleo tenga el precio mínimo de 49 dólares el barril y que haya un mínimo de producción a ese precio, de ahí que la participación de nuestro país en la OPEP era tan importante, porque si llegan al acuerdo todos, se produce menos barriles del petróleo y habrá la misma demanda, pero menos oferta y el precio entonces sube.

A México le convenía estar en ese acuerdo y aceptarlo porque tenemos muchos campos de producción con costos muy altos, valga la redundancia en la producción de barriles del petróleo. Y como ejemplo les cito al campo Akal ahí les cuesta sacar un barril 38 dólares y lo están vendiendo a 16 dólares. Como ven, estas matemáticas las entiende hasta un niño de tercero de primaria.

Así que actualmente, me imagino que las autoridades de la Secretaría de Energía deben tener un plan alterno para que su titular abandone la mesa de acuerdos con la OPEP o de otra manera no entiendo esa actitud.

A veces producir más no significa prosperidad. Por cierto en la Mañanera de este viernes 10 de abril el presidente, Andrés Manuel López Obrador; explicó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; se comprometió a recortar 250 mil barriles adicionales a lo ya planteado para compensar lo de México.

Lo que significa que Estados Unidos agarra la bandera y dice “nosotros compensamos la postura de México con 250 mil barriles menos”.

Dejar una respuesta